LLEGADA A SARAGURO

Publicado en por Ludy


Después de Semana Santa y después de pasar unos días en Cuenca, el viernes me incorpore en otro proyecto en Saraguro, en la sierra ecuatoriana. Incorporarme un fin de semana fue algo muy bueno para poder tomar el primer contacto relajado en este nuevo lugar.

Saraguro está de camino entre Cuenca y Loja, la tercera y la cuarta ciudad de ecuador más importantes. Es tierra de los Saraguro, una comunidad indígena quichua.

Nada más llegar, en el hostal donde me alojo había una fiesta de grado y es  que aquí celebran por todo lo alto cuando terminan la universidad. Después de haber comido por el camino chancho asado (una pequeña parte de un cerdo de un metro expuesto en su totalidad para ser devorado poco a poco), no tenía hambre, así que me conformé  con degustar  las diversas bebidas propias del lugar como el guajango, el canelazo o la chicha de jora al son de la música serrana. Hasta que estas bebidas, (servidas por los hombres entre los invitados uno a uno) no circulan varias veces, la gente es tímida y no se anima a bailar.

Poco a poco se van arrancando y salen en parejas con las manos unidas y moviendo de un lado a otro las manos y los pies ligeramente dando vueltas con la cara seria y la mirada perdida.

Cuando la fiesta se va animando se baila en círculo, y van saliendo parejas al centro mientras los que rodean van cambiando de sentido al son de la música. Y allí nosotras (otra voluntaria española y yo) dándolo todo hasta las 4 de la mañana perfectamente integradas. Ni nuestra altura ni los vaqueros destacan nada entre los trajes tradicionales y sombreros de gala.


Etiquetado en ECUADOR

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post