Baños:En laderas del "Pequeño Infierno"

Publicado en por Ludy

El viernes salí del Coca rumbo a Baños, una de las ciudades más turísticas del país, famosa por sus baños termales, y una preciosa cascada que se puede observar desde varios puntos de la ciudad. El agua de Baños viene del volcán Tungurahua, cuyo nombre en quichua es “pequeño infierno), y es rica en cloratos, sulfatos y magnesio.

Hay 4 baños municipales, y nada más llegar a las 6 de la mañana fui directa a la piscina de la Virgen, los más bonitos en cuanto a vistas ya que se sitúan justo debajo de la cascada. Abren a las 4:30, y yo fui con la ilusión de  ser de las primeras y relajarme después de la noche de autobús, pero a esa hora ya estaba repleto. 

 

 

Después de un par de horas a remojo entre una piscina fría, otra templada, y una para cocerse, un buen desayuno continental, que para eso estoy en un hostal de guiris en una terraza con vistas de impresión.

Después alquilamos una bici para todo el día, para hacer “la ruta de las cascadas”,  una espectacular ruta de Baños a Puyo (61 km). La mayoría de la ruta es cuesta abajo, y hay bastantes y obligadas pardas donde se puede comer (trucha que incluso puedes pescar tú) y observar las cascadas que hay por el camino: Cascada de salto Agoyan, de Manto de la Novia, San Miguel, Machay..
 











..y la más impresionante y famosa, el Pailón del Diablo, a la que se baja andando unos 2km por un bonito sendero hasta llegar a un puente colgante, o subir a un mirador para observar la cascada de unos 80 metros de altura. Dicen que la fuerza del agua ha tallado en una de las rocas la cara del diablo y la de un caballo, y que el agua que cae parece estar hirviendo en una caldera...aunque cuando se ve parece estar más próximo al paraíso..



No completamos la ruta y llegamos sólo hasta  Río Negro (a unos 40km), después de una de las bajadas más espectaculares, y empapados ya por la lluvia, cogimos un autobús, y con la bici en el techo, volvimos a Baños.

Baños tiene  mucha vida, pero después de completo día sólo tuve fuerzas para cenar, y dormir en la cómoda cama del albergue, cogiendo fuerzas para la ruta del domingo.

Etiquetado en ECUADOR

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post