Flipando bajo la lluvia

Publicado en por Ludy


Reportando desde Puerto Francisco de Orellana, más conocida como el Cocas. Ayer llegué por la tarde, tras un trayecto flipante de media hora en un avión de hélices  durante el que estuve pegada a la ventanilla. Pese a la niebla, admirable la vista de Quito desde el cielo, luego sobrevolando a pocos metros  una inmensa montaña nevada, y luego que voy a contar….millones de árboles apiñados entre ríos serpenteantes, e incluso se llegó a ver alguna catarata.

Desde los 3000 metros de Quito a los 200 del Coca, se nota bastante diferencia.  He pasado de ese clima de Quito en el que ves gente que viste tirantes y pantalón corto, y otros con vaqueros y abrigo  (y no comprendes porqué hasta que notas la variación del clima cada 5 minutos), al calor húmedo selvático que alterna el escaso sol abrasante con  lluvia, mucha lluvia.

Al aeropuerto me vinieron a buscar Félix y Diego, y me llevaron a la oficina donde trabajan unas 20 personas. El subproyecto de la REST (Red Solidaria de Turismo comunitario), que es en el que voy a trabajar, es parte de otro mucho más grande financiado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para la creación de actividades productivas sostenibles  y la conservación de los bosques.

El equipo técnico de mi proyecto son 4 personas y ya he conocido a 2: Carlos y Renato. Hemos dado una vuelta por el puerto del Napo  y cenado “picadilla”, una extraña mezcla de plátano, patata, carne y corteza de cerdo, todo como no acompañado con un jugo. Me he acomodado en el salón de su casa que está justo enfrente de la oficina donde he instalado mi campamento particular.

La ciudad es muy animada, dicen que cada día. Tiene unos  80.000 habitantes. La población es bastante diversa ya que hay muchos colonos por un lado porque hace unos años el gobierno regaló tierras a quien se las ganara cortando selva, y por otro porque hay yacimientos de petróleo que necesitan mano de obra que viene de fuera. Es también bastante cara (en comparación con el resto del país). Hay mucho tráfico y hay que andarse con mil ojos para cruzar, (la verdad que conducen como locos), y desde aquí, aunque tardan siglos, hay muchos autobuses a todo Ecuador.

Se ha pasado toda la noche diluviando como si se acabara el mundo, pero aún así he dormido muy bien. Ahora estoy en la oficina, esperando a tener una reunión dónde me van a explicar qué voy a hacer, y acordaremos un cronograma para el siguiente mes, ya que la previsión es moverse bastante visitando varias comunidades a orillas del Napo. Salimos mañana, así que intentaré escribir cual es el plan para los siguientes días, ya que no creo que esté tan comunicada como ahora.


 

Etiquetado en ECUADOR

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Anita 02/19/2009 13:27

Amiga! Jo que bien! Estas contenta? Tiene muy buena pinta todo. Desde India mucho animo!! Y un besazo enorme!! que te quiero un monton amiga!

marina 02/12/2009 20:29

Nena qué bien que ya estés disfrutando de todo!! Por aquí todo igual, yo dedico mi tiempo a redecorar mi nuevo hogar y a empezar a salir un poco más ahora que el frío va remitiendo. Besitos

Sandra 02/12/2009 12:26

Un vídeo muy chulo. Vistas muy guapas y la musiquilla de fonod mola un montón.
Manda moreeee cuando puedas...